El mosaico da un toque de elegancia, lujo y sofisticación a los ámbitos, incluidos el baño y el spa doméstico. A pesar de provenir de una antigua tradición, bajo forma de azulejo el mosaico es una solución actual para revestir el pavimento y las paredes del baño.

Para la fabricación de azulejos de mosaico, el gres porcelánico y la cerámica también representan una excelente alternativa frente a otros materiales de más difícil mantenimiento, como el cristal, la resina, el mármol, el metal y el cotto.

33 Colecciones

Azulejo Mosaico

Los azulejos de mosaico brindan un toque de elegancia y lujo a todos los ambientes del hogar. Con su sofisticación y elegancia, valen para decorar todo tipo de espacios, desde el baño, que se convierte en un auténtico spa doméstico, hasta el salón y el dormitorio.

Las baldosas de mosaico son la solución ideal tanto para el revestimiento de las paredes como para el pavimento, especialmente en las versiones de gres porcelánico y cerámica, alternativas excelentes que no necesitan mantenimiento, al contrario que el vidrio, la resina, el mármol y el cotto. A esto se añade que el gres y la cerámica son antideslizantes, resistentes al desgaste, a la humedad y a todos los productos de limpieza, por lo que los azulejos de mosaico también resultan perfectos para el baño y la cocina. En estos casos, se pueden utilizar como elemento puramente decorativo para personalizar algunos puntos específicos del ambiente, por ejemplo, para enmarcar el espejo sobre el lavabo, revestir una bañera de obra o delimitar las paredes de la ducha. Por lo que respecta a los espacios exteriores, el mejor uso del mosaico consiste en el revestimiento para piscinas.

La versatilidad y la elegancia de los azulejos de mosaico los convierten en una solución eficaz para los espacios comunes, como la entrada y el salón, o bien para los ambientes más íntimos del hogar, como el dormitorio. En estos casos se puede jugar con el formato y las dimensiones de las teselas, eligiendo entre la forma cuadrada o hexagonal y el tamaño pequeño, mediano o grande. Las combinaciones pueden referirse a la disposición —por ejemplo, es posible colocar las teselas rectangulares de forma ortogonal o en espiga— o a los colores y los efectos tridimensionales.

Si se colocan en una determinada zona vacía del suelo o la pared, las baldosas de mosaico crean una alfombra decorativa que capta la atención y representa un verdadero elemento artístico.

Por lo que respecta a la paleta de colores, es prácticamente infinita: en las colecciones de Ragno es posible encontrar azulejos de mosaico brillantes y mates, monocolor o con motivos creativos, que permiten jugar con matices de un mismo color o bien retomar las tonalidades utilizadas en otras habitaciones.

 

Descubre todos los esquemas que puedes reproducir con los azulejos de mosaico de Ragno, visita el sitio web y hojea el catálogo en busca de la combinación más adecuada para tu proyecto de interiorismo.

Cerrar
Leerlo todo