Sofisticado y siempre de moda, el beige de la cerámica y el gres porcelánico de Ragno decora cualquier cocina, tanto moderna como clásica. La practicidad incomparable de dos materiales resistentes, a prueba de calor y humedad, fáciles de limpiar. La variedad ilimitada de matices, formas, tamaños, decoraciones y efectos matéricos.