Azulejos rojos de gres porcelánico y cerámica con texturas brillantes o mates de color liso, mosaicos y superficies decoradas o en relieve. Para el suelo y las paredes de la cocina, el rojo de Ragno también posee la calidez de la imitación madera y ladrillo, el brillo de la imitación mayólica y la solidez de la imitación resina y cemento.