Insólito y fuera de todo esquema, el violeta confiere estilo y carácter a la cocina, en sus variantes más elegantes y de moda. Los azulejos violeta de cerámica pueden personalizar las paredes de la zona operativa o decorar el suelo, solos o bien combinados con tonalidades más neutras y sosegadas. La gama Ragno propone una serie de propuestas de revestimientos violeta para cocinas modernas y exclusivas.