El poder expresivo y decorativo del violeta se manifiesta en la cerámica para el baño: azulejos para decorar las paredes de la zona de la ducha, dar realce al mueble del baño o a la bañera, subrayando los volúmenes del cuarto de modo refinado. Diversas posibilidades de colocación para los pequeños formatos, y múltiples estilos de baño con los que el violeta casa armoniosamente sin resultar jamás excesivo.