El beige siempre está de moda, incluso para pavimentar el dormitorio y para decorar las paredes con azulejos de gres porcelánico y cerámica de varios formatos, grandes y pequeños. Además de las baldosas hidráulicas, Ragno propone en color beige una serie de efectos matéricos para el dormitorio moderno y clásico: desde el cemento hasta la madera, y desde la piedra hasta el mármol.