Cerámica y gres porcelánico gris para decorar el dormitorio perfecto, moderno o clásico. En la variante gris, el suelo y las paredes del cuarto se revisten con el jaspeado del mármol, las vetas de la madera, la firmeza del cemento, la textura de la piedra y el ladrillo, o bien el encanto retro de las baldosas hidráulicas.