No solo para pavimentos. El gres y la cerámica imitación cotto, ladrillo y cemento de Ragno también pueden protagonizar las paredes del dormitorio con colores lisos, mosaicos clásicos o especiales, decoraciones geométricas o de tipo papel pintado, o bien imitación baldosa hidráulica. Además de los grises y los colores claros y más intensos del cotto, la habitación también se decora con otras tonalidades como el azul oscuro y el rojo.