El dormitorio se convierte en un espacio acogedor gracias al gres porcelánico imitación madera. Los listones, las duelas, las tablas de gres porcelánico decoran los suelos y las paredes del dormitorio clásico o moderno. Varias tonalidades entre las que elegir: no solo colores melados y marrones, sino también blancos y grises.