El color más cálido del gres porcelánico y de la cerámica imitación cemento y cotto. El marrón encuentra su máxima expresión tanto en ambientes modernos como clásicos. Se propone en color liso (más o menos uniforme, difuminado o destonificado) o bien como mosaicos, texturas tridimensionales, superficies decoradas con dibujos geométricos, florales o motivos retro.