Un color que siempre está en boga para el salón y todo el resto de la casa, incluidos los exteriores. El beige del gres porcelánico y la cerámica decora el salón desde el suelo hasta las paredes. Los formatos disponibles para los azulejos beige van desde los pequeños hasta los más grandes, y los efectos matéricos se inspiran en el cemento, el ladrillo, el cotto, la madera, el mármol y la piedra.