La cerámica y el gres de Ragno en los tonos vivos del azul o en otros más cercanos al gris revisten el suelo y las paredes del salón. La capacidad decorativa del azul se expresa mediante colores lisos compactos o difuminados, mosaicos y decoraciones de varios tipos: mil rayas, trenzado, imitación tejido o baldosa hidráulica.