La máxima expresión de la elegancia en el salón: el gres porcelánico y la cerámica de color negro de Ragno. Una alternativa cromática rica en formatos, matices, consistencias en relieve, decoraciones para revestir suelos y paredes con estilo clásico y moderno. Una opción de color que juega con el carácter matérico del mármol, la piedra, el cemento, el ladrillo, la madera y la resina.