Los azulejos de cerámica, gres porcelánico y gres técnico imitación piedra brindan al salón el encanto de algunos de los materiales naturales más bellos —pizarra, caliza, cuarcita, etc.— creando suelos y paredes espectaculares con una rica paleta de colores y varias opciones decorativas, como mosaicos, azulejos hexagonales y superficies en relieve.