¡Apostando fuerte por el color! Mira las colecciones de Ragno de azulejos monocolor de cerámica y gres porcelánico y encuentra la más adecuada para tu proyecto.
Los azulejos monocromos están disponibles en formatos pequeños, medianos y grandes que se combinan entre sí para valorizar el juego realizado con las juntas o anularlas completamente.
Los colores lisos, tono sobre tono o en contraste trasladan la atención hacia las tonalidades y las texturas superficiales, los efectos matéricos y los relieves de la cerámica. Solos o en una acertada combinación con decoraciones y motivos geométricos, pueden utilizarse tanto en interiores como en exteriores aprovechando también el efecto de los principios de la cromoterapia: azulejos rojos, azules, amarillos, verdes, en sus tonalidades más vivas o pulverulentas, sin olvidarse de los tonos neutros del blanco, el gris o el beige más minimalistas.
Los azulejos monocolor son una solución atemporal para revestir paredes y suelos de forma transversal y flexible, idónea para todos los estilos de decoración, desde el más clásico hasta el de mayor tendencia.

11 Colecciones

Monocolor

Si te apasiona el color, puedes darle rienda suelta a tu creatividad con los azulejos de colores lisos. Los azulejos monocromos están disponibles en todos los tamaños, desde el formato pequeño hasta el grande, pasando por el mediano, y son ideales para combinarlos entre sí, jugando con los volúmenes y reduciendo las juntas al mínimo.

Las baldosas de colores lisos también pueden combinarse según el color, por ejemplo, eligiendo un tono sobre tono y optando por acabados diferentes, como el brillante o el mate, o bien creando un contraste. También son ideales para crear revestimientos y pavimentos con matices del mismo color, enriquecidos con imitaciones de materiales y con texturas especiales.

Solos o en una acertada combinación con decoraciones y motivos geométricos, los azulejos monocolor pueden utilizarse tanto en interiores como en exteriores, en sus tonalidades más vivas o las más pulverulentas.

Tampoco podemos olvidar los azulejos monocolor que presentan los tonos neutros del blanco, el gris o el beige, y aportan un estilo minimalista al ambiente, adaptándose perfectamente a espacios del hogar tales como el baño, la entrada y la cocina. Las colecciones de colores lisos consiguen poner en armonía los diferentes gustos en materia de diseño de interiores, ya que satisfacen tanto los deseos de quienes no aprecian las decoraciones como los de las personas que quieren centrar la atención en algo que no sea el elemento decorativo, como pueden ser los muebles. Sin embargo, apostar por el mobiliario no significa que haya que elegir revestimientos y pavimentos anónimos: las teselas monocolor de Ragno transmiten esmero y personalidad sin predominar sobre los demás elementos.

Los materiales como el gres porcelánico y la cerámica convierten los azulejos monocolor en la solución ideal para todo tipo de proyectos, puesto que reúnen todas las características funcionales de dichos materiales: durabilidad, estabilidad, impermeabilidad, resistencia y facilidad de limpieza.

Los azulejos monocolor son una solución atemporal para revestir paredes y suelos de forma transversal y flexible, idónea para todos los estilos de decoración, desde el más clásico hasta el de mayor tendencia.

Hojea las colecciones de Ragno de azulejos monocolor de cerámica y gres porcelánico y encuentra la más adecuada para tu proyecto.

Cerrar
Leerlo todo