La funcionalidad del gres porcelánico y la cerámica, junto con la agradabilidad y la elegancia de la imitación del mármol para una cocina tanto clásica como moderna. Resistentes e higiénicos, los azulejos imitación mármol son ideales para el suelo y las paredes de la cocina, que se revisten con la gama de colores y soluciones decorativas que propone Ragno.