Una de las tendencias contemporáneas más en boga contempla alicatar los espacios exteriores con gres porcelánico decorativo: motivos geométricos de imitación de las baldosas hidráulicas, por ejemplo, conforman alfombras cerámicas que llevan al exterior la elegancia de las salas de estar y de los comedores del interior. Entre los colores preferidos destaca el verde, que casa a las mil maravillas con las áreas ornamentadas con plantas y flores de terrazas y porches amueblados.