Sala de estar en Cornualles: una residencia privada donde el espacio interior dialoga con el exterior a través de los revestimientos de Ragno

Tiempo de lectura minutos

Una residencia rodeada de páramos y playas de arena: este es el nuevo proyecto realizado con la colección Richmond, inspirada en la belleza de la piedra caliza

El abrupto litoral a orillas del Atlántico, cuyas rocas separan el mar del verde exuberante de los páramos y de los extensos arenales. Todo es calma, la brisa marina penetra en los espacios interiores de la casa, acariciando la cocina, el estudio que se asoma al mar y el jardín.

Nos encontramos en Cornualles, en una villa decorada con la nueva colección de imitación de la piedra Richmond.

Los espacios de la casa son amplios y la luz alta procedente de los páramos invade los ámbitos de la casa, que se caracterizan por sus líneas sencillas y netas, en contraste con el verde exuberante en derredor. Se respira intimidad, informalidad y paz.

La colección Richmond se guía por la calidad estética de la piedra caliza, extraída del fondo del mar de la parte extrema del sudoeste de la costa inglesa. La piedra caliza es una roca de origen sedimentario cuya superficie es fruto de la acción del agua y la erosión de la corriente a lo largo de los siglos, que deja finas huellas estéticas trazadas por líneas calizas.

En el holgado espacio de la cocina, con isla central para el desayuno y grandes ventanas que miran al verde del jardín, se ha elegido la colección Richmond Musk de 100 x 100 cm, que dialoga en perfecta continuidad con el exterior, donde se ha utilizado Richmond Musk en el formato de 100 x 100 cm en la versión estructurada.

En el baño, espacio íntimo que alberga solo los elementos de decoración esenciales, de formas sinuosas, para revestir las paredes se han seleccionado la colección Richmond Wall Ivory de 33 x 100 cm y la estructura Richmond Wall Estructura Tridimensional Temple Ivory.

Para el pavimento, el gres Inedito Cenere de 25 x 150 cm le confiere calidez al espacio con una imitación de la madera que interpreta superficies desgastadas, ricas en detalles matéricos y acabados que reflejan las huellas del tiempo.

Para revestir la pared del lavabo, en cambio, el mosaico hexagonal de 30,3 x 30,3 cm, también de la colección Richmond.

En el pequeño estudio de la casa, un espacio de trabajo compartido acogedor y luminoso, el suelo se ha pavimentado con Richmond Taupe en el formato de 100 x 100 cm. Un pequeño ladrillo de 7,5 x 20 cm de la colección Glacé reviste una pared con el brillo típico de los materiales de la tradición cerámica. Las vigas a la vista, el techo inclinado y una combinación minimalista de complementos de decoración contribuyen a que el entorno del estudio sea terreno abonado para la inventiva.

Para el patio exterior se ha optado por el gres Richmond Silver Estructurado de 60 x 120 cm mezclado con el formato de 100 x 100 cm. Las propuestas de diferentes superficies, Natural y Estructurada hacen apta la colección para ámbitos interiores y exteriores, configurando un perfecto continuum entre los ámbitos de dentro y de fuera de la casa. Además, la tecnología StepWise —sobre superficies R10B y R11C— garantiza una elevada resistencia al deslizamiento sin mermar el resultado táctil ni la facilidad de limpieza y mantenimiento.

La colección Richmond de imitación de la piedra, la serie Inedito, en gres de imitación de la madera, y el formato pequeño Glacé, lleno de detalles que imitan la elaboración manual del artesano, se emplean en el proyecto para infundir un aire tradicional a los espacios rústicos.