Gres porcelánico: ¿cómo limpiarlo bien?

Gres porcelánico: ¿cómo limpiarlo bien?

Consejos sencillos y útiles para la limpieza al final de la obra

 

La primera limpieza del gres porcelánico tras la colocación es un momento fundamental para asegurar a la superficie belleza y durabilidad.
La limpieza al final de la obra debe llevarse a cabo cuatro o cinco días, diez a más tardar, después de la colocación y el estucado de la superficie. Resulta necesaria paraeliminar todos los restos de cola, estuco, polvo y pintura con el fin de garantizar un perfecto resultado y mantener inalterada la belleza de los azulejos. He aquí los tres pasos que hay que seguir:

  1. En primer lugar resulta oportuno preparar una solución compuesta por un producto de base ácida debidamente diluido en agua fría, con arreglo a lo indicado por el fabricante. Sugerimos probar previamente la solución en una pequeña zona y después pasar a toda la superficie alicatada.
  2. A continuación deberá mojarse la superficie (incluidas las juntas) con la solución ácida preparada y dejar que actúe dos minutos. No hay que dejar que se seque la solución aplicada.
  3. El tercer paso prevé aclarar la superficie con agua abundante sirviéndose de una bayeta para suelos.

La limpieza después de la colocación desempeña un papel fundamental a la hora de garantizar un rendimiento perfecto y de prevenir la formación de manchas y cercos en el pavimento y/o el revestimiento.

Una vez efectuada, se podrá pasar a la limpieza cotidiana del gres porcelánico empleando una esponja suave y una solución constituida por agua caliente y un detergente neutro de los que se encuentran fácilmente en tiendas y comercios.
 

Visita lo showroom x

Autorizo al tratamiento de mis datos con el fin de dar prosecución a mi solicitud. Los datos serán tratados con arreglo a esta informativa*