Colores singulares que interpretan la textura de los metales

Las huellas del tiempo se convierten en protagonistas de superficies desgastadas que poco a poco van revelando su auténtica y maravillosa esencia hecha de atrevidos contrastes entre la materia y la luz. Cuatro colores contemporáneos interpretan el carácter único de los metales y definen moods diferentes con una personalidad singular. Un estilo libre y transversal sugiere aplicaciones insólitas para espacios originales que se habitan dentro y fuera de casa. La iridiscencia típica de los metales halla su máxima expresión en los nuevos formatos grandes de 120×120 y 60×120 cm de grosor reducido de 6 mm, a los que se añaden los formatos de 75×150, 75×75, 60×60 y 30×60 cm rectificados, así como una sofisticada serie de decoraciones tono sobre tono.


Colecciones relacionadas