Mimético, sostenible, inmerso en la naturaleza de los Dolomitas

Tiempo de lectura minutos

El Olympic SPA Hotel establece una perfecta relación con el paisaje gracias a la inserción de una construcción semisubterránea proyectada por el estudio NOA

El estudio NOA no solo puede presumir de haber sido capaz de llevar los pluses de la arquitectura moderna a la montaña, sino y sobre todo de su fidelidad a la componente holística, reconocible en todos sus proyectos. Lo demuestra una vez más en la ampliación del Olympic SPA Hotel de Vigo di Fassa, en Trentino-Alto Adigio/Tirol del Sur, una intervención mimética y sostenible que hace más simbiótico, si cabe, el contacto con el ambiente circunstante.

La nueva construcción, perfectamente integrada en la preexistente —diez habitaciones y un gimnasio— retoma en la estructura el perfil de las montañas, alzándose en el doble nivel de la suite para después descender gradualmente hasta anularse en la parte hipogea cubierta con césped verde a la altura de los últimos espacios y del gimnasio, para remarcar esta completa inmersión en la naturaleza, concepto en torno al cual gira el conjunto del proyecto.

En el interior, en cada una de las cuatro habitaciones dedicadas al Bosque —Te Bosch—, se ha abierto un patio con paredes transparentes que llevan al interior luz, agua, cielo y verde, y que sobre todo brindan a los huéspedes la sensación de hallarse al aire libre incluso cuando están en la ducha.

Las cinco habitaciones dedicadas al Agua —Te Aga—, en cambio, albergan una fuente de piedra alimentada por agua pura que mana a tres mil quinientos metros. También es nuevo el edificio de la sauna: se trata de una construcción específica mimetizada en el bosque, sobreelevada, que se asoma a las copas de los árboles y a la que solo se puede acceder recorriendo una pasarela exterior.

La cuidada selección de los materiales contribuye, asimismo, a reforzar la simbiosis con el paisaje. El enlucido exterior, de granulometría grande gris, evoca la asperidad de las paredes dolomíticas, la madera de roble nudoso de la decoración remite a la tradición alpina, el conjunto de la paleta cromática alterna los colores claros con los verdes, en una continua conexión visual con el exterior. 

En la armonización del conjunto “el baño tenía que ser el denominador común de los dos tipos de habitaciones —explican los arquitectos de NOA— por lo que necesitábamos un azulejo de imitación de la piedra, de tonos cálidos, que se integrase en ambos estilos, Bosque y Agua, y que hiciera natural el ambiente. La colección Realstone_Argent ha resultado ser perfecta para este uso”.

La colección se ha empleado asimismo para revestir el pavimento de la sauna de la suite.

La selección de esta serie de gres de imitación de la piedra fabricada por Ragno y aquí preferida en la variante Miele Naturale, ha resultado ideal no solo por sus conocidas cualidades estéticas, sus indiscutibles prestaciones técnicas y sus numerosas certificaciones medioambientales, que la sitúan entre los productos más sostenibles, sino también porque es capaz de transmitir las sensaciones de hospitalidad, suavidad, atemporalidad y bienestar que los profesionales de NOA querían transmitir por medio de los materiales.

Textura minimalista, y por ello de fuerte impacto, la colección aquí se utiliza en el formato de 60 x 120 cm, que le confiere un aspecto general homogéneo al espacio. Provista de la tecnología StepWise, garantiza una elevada resistencia al deslizamiento, cualidad indudablemente relevante en ambientes como los baños y las saunas de un hotel.

Fotos: Alex Filz