Palazzo Fritz: un B&B con interiores sobrios y sofisticados en la provincia de Verona

Tiempo de lectura minutos

Un palacio de estilo modernista en el corazón de Lessinia se transforma en un sofisticado espacio de acogida gracias a Rewind, Look y Sol, revestimientos de recia personalidad de Ragno.

A medio camino entre ciudad y montaña, en la provincia de Verona se yergue Palazzo Fritz, un antiguo edificio modernista recientemente transformado en alojamiento, imaginado por el cliente que encargó la obra como una “casa lejos de casa”.

El estudio de arquitectura Alberti & Fasoli, que se ha ocupado de la proyección y reforma de los interiores de la construcción, se ha concentrado en mantener sus características originales, poniendo de relieve las peculiaridades y referencias históricas, pero al mismo tiempo dando un toque de actualidad gracias a los acabados y revestimientos elegidos.

Los cuatro dormitorios que conforman el bed & breakfast comparten un estilo refinado, sobrio y elegante, cuya continuidad se ve asegurada por los techos de madera con vigas a la vista y por los suelos, para los que se ha elegido la colección de imitación del cemento Rewind de Ragno, en su formato hexagonal y en las tonalidades en contraste Argilla y Corda.

El espíritu rétro de la colección Rewind prosigue asimismo en la pavimentación de los respectivos baños, en sabio contraste con el sabor contemporáneo de la grifería y los sanitarios.

Para dar una connotación especial a cada uno de ellos, se ha decidido crear una pared diferenciadora, del suelo al techo, detrás de los sanitarios y las cabinas de ducha sirviéndose de la colección Look de Ragno, colocada en vertical, en coloraciones distintas.

Su particular formato de 6 x 24 cm y su superficie Glossy e irregular la convierten en perfecta para reflejar la luz y dar aún más claridad a los espacios.

En la habitación Fritz —la más elegante de las cuatro— se ha apostado por el sobrio acabado del Beige para acentuar su aura refinada, mientras que en la habitación Capèi se ha optado por el color Ocra, mucho más resuelto y distintivo.

El baño de la habitación Moroscona, en cambio, se tiñe con las relajantes tonalidades del azul Avio, creando de este modo un ambiente más íntimo y acogedor.

La habitación Castagna —la única individual del edificio, así como la única dotada de hogar original del siglo XX— se distingue además por la colección escogida para revestir la pared diferenciadora del baño: aquí se ha colocado la colección Sol en el formato de 15 x 15 cm, que recuerda las mayólicas de antaño. La textura Glossy y los bordes extremadamente rectos del azulejo le confieren a la pared unos juegos de luz y un aspecto “irregular” que ilustran una historia de sabia habilidad artesanal.

Para generar cohesión y armonía en las demás paredes de los baños se ha empleado la colección Rewind, esta vez en el formato de 60 x 120 cm en el acabado Corda.

 

Fotos: Francesco Bognin